Febrero 3 de 2021

La inmobiliaria se establece como un mediador entre ambas partes, comprador y vendedor, para agilizar el proceso y llevar a cabo las negociaciones.

Además de las gestiones de compra-venta, la inmobiliaria asesora al cliente sobre condiciones técnicas que este desconoce.

Quizá te resulte extraño, pero algunas inmobiliarias se encargan de la construcción de proyectos inmobiliarios. En estos casos, reciben el nombre de constructora e inmobiliaria y no se dedican a vender inmuebles de otros usuarios, sino de aquellos que han sido construidos bajo su evaluación.

En resumen, podemos decir que estas agencias se dedican a las siguientes funciones:

  • Vender o alquilar inmuebles entre usuarios.
  • Asesorar al cliente sobre conceptos técnicos que desconoce.
  • Construir nuevos inmuebles llevando a cabo la evaluación del terreno, los materiales, los planos, etc.

Hasta ahora hemos definido el término “inmobiliaria” como sustantivo, pero, por otro lado, podemos emplearlo como adjetivo con variación de género (inmobiliaria/inmobiliario) para referirnos a aquello “perteneciente o relativo a las cosas inmuebles”, según establece la Real Academia Española.

Por último, “inmueble” es por su parte un bien que se encuentra unido a un terreno. Los edificios, garajes y terrenos se consideran bienes inmuebles.

 

Tipos de inmobiliarias que existen

Podemos diferenciar entre dos tipos de inmobiliarias. Por un lado, están las físicas o convencionales, a las cuales estamos acostumbrados a asistir. Sin embargo, debido a que la digitalización cada vez ha cobrado mayor importancia en todos los sectores laborales, también existen inmobiliarias online.

 

Diferencias entre inmobiliaria online e inmobiliaria física

Las inmobiliarias tradicionales cuentan con una oficina física en la que atienden a los usuarios. Actualmente, aún encontramos a un gran número de clientes que se muestran más partidarios de este modelo de agencia. A pesar de ello, no debemos pasar por alto que las inmobiliarias online suelen ofrecer comisiones más bajas.

Por otro lado, los agentes inmobiliarios que trabajen a través de internet llevarán a cabo videoconferencias o llamadas para contactar con los clientes, por lo que la metodología que establecen cuenta con un gran control y es totalmente segura.

 

Qué hace una inmobiliaria

A continuación, te mostramos qué se hace en una inmobiliaria:

Son un elemento de unión entre comprador y vendedor

Una de sus principales funciones es hacer de nexo entre comprador y vendedor para llevar a cabo las negociaciones y, de este modo, establecer unas condiciones justas para ambas partes.

Por otro lado, las inmobiliarias garantizan una total seguridad tanto en operaciones de venta como de alquileres, puesto que todo el proceso estará guiado y supervisado por un equipo de profesionales. Este aspecto es algo que no debes subestimar, ya que en muchas ocasiones los usuarios que han actuado por libre se han visto envueltos en numerosos problemas legales.

Sirven de apoyo al cliente en todo momento

El agente inmobiliario  se encargará de resolver todas tus dudas tanto físicamente, es decir, acudiendo a la agencia, como de forma telefónica o por videollamadas.

Gracias a ello el usuario conoce al detalle todas las condiciones del proceso de forma rápida y sencilla.

Buscan el inmueble ideal para cada usuario

Ya sea un local, una vivienda o terreno, la agencia se encargará de encontrar el ideal para sus clientes atendiendo a sus gustos y posibilidades económicas.

Esta tarea resulta bastante compleja debido a los constantes cambios que experimenta el mercado inmobiliario. Un equipo de agentes pasará horas revisando cuáles son las opciones disponibles y realizando diversos estudios para, posteriormente, ofrecer estos inmuebles a los interesados.

Realizan una inspección de las viviendas

Como hemos mencionado anteriormente, antes de adquirir un inmueble es fundamental que nos aseguremos de que cumple con todos los requisitos legales para evitar sufrir futuras sorpresas desagradables.

Comprar una vivienda de forma libre sin la ayuda de una agencia puede traer ciertos riesgos como que la parte compradora deba hacerse cargo de deudas pendientes del anterior inquilino. Estas deudas pueden ser de agua, luz, comunidad, hipoteca… y, en ocasiones, pueden llegar a alcanzar cifras estrepitosas. En definitiva, la agencia estudiará cada caso para evitar posibles estafas.

Publicitan los inmuebles

Otra de las principales tareas de las inmobiliarias es la publicidad de los inmuebles a través de diferentes medios: redes sociales, webs para inmobiliarias , folletos físicos, publicidad inmobiliaria, exhibiciones y ferias, etc.

Toda esta labor hará que el vendedor no tenga que preocuparse por difundir su anuncio de venta. Sin duda, toda una ventaja.

Se encargan de obtener la mejor financiación

Lidiar por cuenta propia con los bancos no resulta nada fácil. Otra de las funciones de las inmobiliarias consiste en obtener la mejor financiación y condiciones para los clientes.

Agiliza el proceso para que resulte más sencillo

En definitiva, se encargan de simplificar todo el proceso de venta o alquiler para que resulte lo menos estresante posible.

 

Conclusión

Cómo has podido comprobar a lo largo del artículo, una inmobiliaria no solo se dedica a gestionar la compra-venta de viviendas, sino que sus funciones van mucho más allá, llegando incluso a abarcar el asesoramiento y la construcción de inmuebles.

Ahora que ya sabes con exactitud qué es una inmobiliaria y cuáles son todas sus principales tareas, ¿contratarás sus servicios?

 

4house Bienes Raíces
4house Bienes Raíces Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2021 4housebr.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co